XXXIII Coloquio Internacional de Bibliotecarios, - Servicios de información para grupos vulnerables - del 2 al 4 de diciembre -
Ir a facebookir a twitter
 

 

Panel de análisis 2. Cohesión social desde las bibliotecas.

La regeneración del tejido social se impulsa gracias al conocimiento, y la valoración y apoyo de quienes por alguna razón son etiquetados diferentes. En este sentido, las bibliotecas fungen como un punto de encuentro de esas voces, en apariencia disonantes pero que enriquecen el concierto de lo humano. Solo así podrá profundizarse la comprensión mutua, salvaguardando el derecho de todas y de todos de expresarse y ser escuchados a pesar de las diferencias para así crear una verdadera comunidad.

Participantes

Hilario Hernández Sánchez - La biblioteca social: avances en España

Resumen:
 
A lo largo de esta década se ha producido en España un interés creciente por la función social de las bibliotecas públicas. En un contexto marcado por las consecuencias de una crisis económica que ha generado un importante deterioro de las condiciones sociales de la población, a la vez que serias dificultades en el desarrollo bibliotecario, la "biblioteca social" ha emergido en múltiples proyectos y servicios bibliotecarios, en iniciativas profesionales, institucionales y académicas, incluso con la significativa aportación de entidades de la sociedad civil.
 
A partir de las actuaciones y la información de la Fundación Biblioteca Social, ámbito de confluencia de la biblioteca pública y el Tercer Sector de Acción Social, se exponen varios de los elementos que ilustran estos avances: la identificación de públicos en riesgo de exclusión, los proyectos bibliotecarios dirigidos a sectores vulnerables de la población, la difusión de buenas prácticas, el desarrollo de herramientas profesionales, y la visibilidad y valoración de cómo contribuyen las bibliotecas a compensar los desequilibrios sociales. A la vez, los avances conocidos ponen más evidencia el largo camino que queda por delante y las deficiencias actuales, entre las que cabe destacar la ausencia de sistemas normalizados para evaluar el impacto social de las bibliotecas públicas.
 

Mariana Fernández Ramírez - Los crímenes de odio y la indiferencia de la sociedad

Resumen:
 
En abril pasado, la prensa en Guadalajara difundió la historia de Donaldo Martínez, quien fue golpeado con saña, en la zona de avenida Chapultepec, sólo por tener el valor de responder a las agresiones verbales de quienes lo insultaron por ser homosexual. Lo desfiguraron y casi perdió la vida.
 
Desde junio, integrantes de la iglesia La Luz del Mundo han denunciado agresiones y tratos discriminatorios en todo el país. Aquí en Guadalajara los camiones en los que se trasladaban sus grupos de feligreses fueron apedreados en dos ocasiones.
 
Como sociedad somos indiferentes: nos sorprendemos e indignamos por los tiroteos que recientemente tuvieron lugar en Estados Unidos y que tenían como blanco principal a los inmigrantes; pero no ponemos atención a lo que sucede en nuestro país.
 
El odio no se limita a cuestiones de raza u origen étnico. Odiamos por las preferencias sexuales, nos enfrentamos por los ideales, repudiamos por las creencias religiosas, discriminamos por el color de piel, la discapacidad o por formar parte de pueblos indígenas, también por la condición social. Y ese odio frecuentemente se traduce en discriminación, lesiones y muerte.
 
En México no hay estadística oficial sobre los crímenes de odio, aquellos que se cometen en contra de los derechos humanos de grupos que de por sí sufren discriminación.
 
Pero hay un estudio de la organización Letra Ese que nos pueden dar una idea de lo extendido que está el odio: entre 2012 y 2018, al menos 473 personas fueron asesinadas en todo el país por su preferencia o identidad sexual, su religión, su origen étnico, su discapacidad, su ideología o alguna otra condición social que los hacía vulnerables. 6.5 muertes por odio al mes en un sexenio.
 
A pesar de esto, únicamente 6 entidades cuentan con legislación al respecto en sus Códigos Penales y sólo en 3 –Ciudad de México, Coahuila y Nuevo León— la normatividad penal en la materia es completa.
 
Como diputada, presenté una iniciativa de reforma al artículo 219 del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Jalisco, agregando la agravante para para los delitos de homicidio y lesiones cuando sean motivados por el odio.
 
Además de definir con claridad los crímenes de esta índole, con la reforma se busca que se aumenten las penas en una mitad en el caso de lesiones; y que pasen de 12-18 años de prisión a 20-40 años, cuando se trate de homicidios, en caso de acreditarse el rechazo, repudio, desprecio o intolerancia contra alguno de los colectivos vulnerables.
 
No es nuestra religión, ni nuestra ideología, ni nuestra nacionalidad u origen, ni nuestra preferencia sexual o condición económica lo que nos debería hacer diferentes. 
 
Nuestra capacidad para dialogar y encontrar caminos de amor para construir juntos, desde nuestras diferencias, es la vía de la esperanza.
 

María Guadalupe Ramos Ponce - Servicios de información y despatriarcalizar la educación

 
Resumen:
 
La violencia de género y la discriminación contra las mujeres en América Latina y el Caribe, en México y en Jalisco, constituyen una de las tareas urgentes que debe ser atendida por el Estado. Una de estas formas de atención es garantizar el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia como un derecho humano fundamental. 
Precisamente en este sentido,  el Sistema Internacional de los Derechos Humanos  ha construido una serie de estándares de derechos humanos de las mujeres a través de tratados y declaraciones, para poner de relieve la sustentación de las mujeres como sujetas de derecho y por tanto, titulares de todos los derechos humanos que protegen la dignidad humana. Una de las formas que históricamente se ejerció violencia contra las mujeres fue a través de  una visión androcéntrica en los diseños institucionales, especialmente en la educación. Por eso, hoy más que nunca se hace necesaria y urgente la despatriarcalización de la educación y el acceso a los servicios educativos con perspectiva de género. 
 
Históricamente, la educación ha servido de sostén y reproductor de un sistema heteropatriarcal que oprime, excluye y discrimina a las niñas y mujeres y a poblaciones en sus más amplias diversidades sexo/genéricas; por eso viene bien hacernos la pregunta: ¿cómo hacemos ahora para construir pedagogías transformadoras y emancipadoras en América Latina y el Caribe?
No es una tarea fácil ante la normalización y socialización de la cultura patriarcal dominante, caracterizada por ser transmisora de la desigualdad de género, por lo que la educación ahora tiene que dar un giro completo para que sea el motor de la transformación de la ciudadanía en claves de igualdad, equidad y justicia social.
 

Lorena Careaga Viliesid - La biblioteca de la Universidad del Caribe en Cancún: un laboratorio de interacción cotidiana de la diversidad

Resumen:
 
Quintana Roo, un lugar de raíces ancestrales y de diversidad cultural cambiante, alberga un pueblo maya originario fuerte y resiliente, con tradiciones y lengua propias, y con una historia particular, que ha generado cambios y adaptaciones en términos socioculturales, atrayendo a otros mayas de la península de Yucatán. A su vez, Quintana Roo cuenta con el polo turístico más importante del país: Cancún, un mosaico intercultural complejo, cambiante y lleno de retos. La biblioteca de la Universidad del Caribe, la principal universidad pública de la ciudad, como espacio educativo de información, de encuentro y de apoyo, reúne estudiantes y profesores de distintos orígenes étnicos y nacionales. Al mismo tiempo es un espacio cultural que convoca a un público mexicano y extranjero interesado en diversas manifestaciones culturales, académicas y artísticas. Su experiencia aporta interesantes elementos para la cohesión social en su interacción cotidiana de la diversidad.

 

Moderador

Julio Octavio Ruelas Real